la historia de la cultura chincha

La Historia de La Cultura Chincha (I) -La Protohistoria

 

La Historia de la cultura Chincha

“En la antiguedad fueron eximios comerciantes, excelentes navegantes, artesanos sobresalientes y agricultores que dominaban la hidraulica”(1)

PRIMERA ETAPA : EPOCA PRE-INCA O PROTO CHINCHA

El surgimiento de la cultura Chincha data de antigua época, es contemporanea a la cultura Paracas, 2,000 a 1,000 AC, lo demuestran restos arqueológicos descubiertos en Jahuay, Pozuelos y Huancor. En Jahuay se encontraron momias con grandes mantos polícromos y esta demostrado que Huancor data desde antes de la era cristiana. Pozuelos fue estudiado por el historiador Guillermo Lumbreras y tiene una antiguedad similar.

Petrogrifos: Entre Huancor y Santa Rosa, hay piedras en la que aparecen grabados sobre la superfice de piedras que estan esparcidas en un radio de 200 metros, y corresponden a los tiempos Preincas . Estan grabados el Sol, la Luna, seres humanos, aves totémicas y animales semejantes al mono. Asimismo se muestran personajes en actitud ritual con el brazo izquierdo levantado en armoniosa curva sobre la cabeza, otro lleva una cabeza de trofeo para ofrecer en sacrificio ceremonial.

Huancor
restos de la cultura Chincha
LA DESCONOCIDA SOCIEDAD DE LA CULTURA PARACAS Y SU INFLUENCIA EN CHINCHA(4)

Los personajes hallados en las necrópolis de Paracas son mayoritariamente miembros de la elite, por el ajuar funerario y los bienes suntuarios que los acompañaban. Pero no hay una asociación inmediata entre ellos y los asentamientos de las inmediaciones, que son aldeas de pescadores o sitios provisionales en los que no existe una arquitectura pública que pudiera reflejar el poder de estos personajes ni explicar la producción de los sofisticados bienes que utilizaron.

Los asentamientos de la sociedad Paracas se reflejan en templos, como los que se encuentran en el valle de Chincha, que permiten deducir la disponibilidad de excedentes productivos de una próspera economía agrícola; además, esa arquitectura monumental permite suponer formas de organización política que permitieron la convocatoria de la población para la elaboración de los materiales de construcción y la mano de obra para construir los templos; así como el soporte económico que posibilitó la existencia de los tejedores que hicieron los mantos hallados en los entierros, cuyas labores especializadas necesariamente los desligan de la producción de bienes de primera necesidad.

Hay una relación entre estos templos del valle de Chincha y los restos funerarios Paracas demostrada por los hallazgos realizados por Julio C. Tello de una serie de artefactos en el contexto de las necrópolis Paracas, que encuentran analogías y coincidencia de rasgos con los materiales reportados en los sitios arqueológicos de Chincha.

No obstante el interés inicial de Uhle en los sitios monumentales de Chincha a inicios del siglo pasado. Las investigaciones posteriores, como las de John Rowe, se han concentrado en la secuencia cerámica, especialmente en el valle de Ica. En el caso de Chincha, luego de la prospección del arqueólogo norteamericano Dwight Wallace en los años 50, hubo que esperar hasta los 80 en que el equipo dirigido por el Dr. Lumbreras realiza una ampliación de la prospección y algunas excavaciones en sitios menores con ocupación Paracas

La sociedad Paracas ha dejado influencia Chincha. En el valle bajo de Chincha encontramos las huacas La Cumbe y Alvarado en el sector norte, en el sector central está la colosal Huaca Santa Rosa, con sus 430 m de largo por 140 de ancho y unos 25 de altura, y los complejos Soto y San Pablo en el sector sur del valle. Todas ellas nos remiten al desarrollo de actividades especializadas de distinta índole, tanto de carácter ceremonial como productivo, y nos dan una idea de los niveles de especialización, poder y organización alcanzados por la clase dirigente de la sociedad Paracas. Por otra parte, las concentraciones rurales y los sistemas de cultivo con singulares sistemas de irrigación dan cuenta de una economía exitosa y sostenible en un valle con limitaciones de agua y extremas condiciones de aridez.

Estos asentamientos , como la Huaca Santa Rosa, han sido ocupados por la población Sin embargo, a pesar de la fuerte destrucción de este monumento, que suponemos fue el templo mayor de los paracas, aún se pueden aplicar estrategias de rescate. Otros monumentos menores están siendo progresivamente recortados por los agricultores, especialmente a partir del despegue agro-exportador. En algunos casos los utilizan como plataformas donde acumular el estiércol para hacer fertilizante y, en otros, ¡se los utiliza como canteras para fabricar adobes “reciclando” materiales constructivos de una civilización milenaria!

Bibliografía :

  • (1) Eucadio Gutierrez Solano, EL Gran Imperio de los Chinchas -1987
  • (3)”Estudios arqueológicos en los valles de Ica, Pisco, Chincha y Cañete”. Dorothy Menzel – En: Arqueología y Sociedad. 6: 1-161. Lima: UNMSN. 1971.
  • “Geografía e Historia de Chincha” Pachas Torres, Clorinda…
  • (4) El Comercio-3 agosto 2008- Entrevista a José Canziani.

 la historia de la cultura chincha

Published by

fortiz

Internet Marketer y Coach

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *