Chincha historia: La Guerra con Chile y la Destrucción de Chincha Alta

La Guerra con Chile y la Destrucción de Chincha Alta

El comportamiento de la clase dominante se vió reflejado con el “colaboracionismo” hacia el enemigo con el objeto de salvaguardar sus intereses personales. En áquel entonces, no existia organización en la resistencia peruana, y se vivia una intensa lucha por el poder entre Piérola y y Garcia Calderón. (Pachas Castilla Rolando, “Sunampe en la Guerra del Pacífico” Revista “Sunampe avanza” 1986)

Los problemas que surgieron en Chincha durante el periódo de la aciaga guerra con Chile, esta muy relacionado con el eterno problema de clases que ha aquejado a nuestras sociedad enla época republicana. Las contradicciones de las clases dominantes de la época (grandes hacendados, comerciantes e incipientes industriales), y la clase dominada (aborigenes chinchanos, negros, meztisos ) que en forma activas participaban en las partidas guerrilleras ya sea en forma activa o de forma colaborativa dando sustento al éjercito guerrillero.

 

Pierola se proclama dictador del Perú el 23 de Diciembre de 1879, con el objetivo de organizar la defensa del País.”Piérola asumió en un acto de vanidad y de soberbia el mando omnímodo del Perú, decidido a enfrentar no soló a los Chilenos, sino tambien a Prado, a la Puerta y La Cotera, alos Civilistas y a todos los que tenían que condenar y atodos los que tenia que condenar por las luchas internas en momentos en que ardia la guerra exterios. Pero en ese gesto hubo, además, dadas las circunstancias, un acto de abnegación y hasta de heroísmo, pues instauró su Dictadura en un país territorialmente invadido, políticamente perturbado, navalmente desaparecido, militarmente maltrecho, económicamente exangue y contra el cual se preparaban a dar sus golpes decisivos los poderorsos y arrorgantes vencedores en la campaña marítima y en la campaña de Tarapaca.” (Jorge Basadre-Historia de la República del Perú)
nicolas-de-pierola

El desembarco del ejercito Chileno en Paracas se produce el 20 de Noviembre de 1880, y proceden inmediatamente a ocupar la zona de Pisco, Ica, Tambo de Mora, Chincha Baja, Chincha Alta y luego Cañete, Asia y Lurin para posteriormente tomar la capital el 18 de Enero de 1881. Después de la caida de Lima, Pierola se refugia en Ayacucho.

Francisco-Garcia-Calderon

Durante el gobierno de Pierola se nombra como jefe político miltar del Centro a Andrés Avelino Cáceres y a Pedro Mas como jefe político militar del departamento de Ica, quien a su vez nombra a Manuel de Edice como el jefe político militar de Chincha.

El gobierno de Piérola no fue reconocido por los Chilenos, a quien acusaron de violar el armisticio por lo que jamás dicutirían la paz con él, por lo que los notables eligieron al General De la Puerta como Presidente, pero este no aceptó,por lo que se elige a Francisco Garcia Calderón el 22 de Febrero 1881.

Durante su gobierno Garcia Calderón nombra a Manuel Villavicencio como jefe político militar del departamento de Ica, por lo que solicita la salida de Más, pero este tenía el apoyo de los militares y de las clases populares por lo que se inicia la disputa por el poder.

Pisco y Chincha fueron ocupados por la tropas invasoras entre Junio y Agosto a solicitud de las clases dominanes con el objetivo de proteger sus intereses. Cuando se retiran en Agosto rumbo al norte, la facción Pierolista de Más procede a tomar el control de la zona e impone cupos de guerra lo que origina el rechazo que las clases dominantes, quienes incentivaran un atentado a Más el 21 de Diciembre de 1881. En este atentado resultan implicados prominentes Italianos de Ica.

En Chincha, Pedro Más tenía el apoyo desde antes del atentado, de la sociedad agrícola, conformada por los pequeños propietarios de los anexos de Condorillo, Acequia Grande Arriba, Acequia Grande Abajo, y Sunampe.

La Destrucción de Chincha Alta

Manuel Villavicencio, que fuera nombrado por Garcia Calderon , Toma Chincha en el mes de Diciembre, para lo cual previamente desembarco en Pisco, para luego posicionarse de Chincha con el apoyo de los comerciantes, hacendados de Lurinchincha, San José e industriales Italianos. Pedro Más envió a Manuel de Erice a Chincha a solicitar la rendición y proponer la unidad de las fuerzas para enfrentar el invasor. Manuel de Erice ocupó Chincha Baja el 6 de Enero de 1882, y vuelve a solicitar deponer las armas a Villavicencio, quien se niega, y quien representaba a las clases dominantes. Su negación refleja la carencia de un objetivo nacionalista, y demostraba que sus intereses económicos estaban por encima de los intereses nacionales.

Ante la negativa de Villavicencio, y con el silencio complice de los extranjeros, no lo queda otra que atacar la ciudad el día 7. Las tropas de Erice habían recibido previamente en Chincha Baja el apoyo de 40 hombres armados de Sunampe bajo las ordenes de Ándres Pachas (Picuy) y Andrés Pacheco jefe de las montoneras que venían operando en la región desde el desembarco de los Chilenos en Paracas en 1880.

Al amanecer el día 7, cerca de 160 hombres se disponen a atacar Chincha Alta. Las fuerzas se acomodaron en el cementerio ubicado en la parte Norte de la ciudad. En la parte Sur, en el puente de la acequia de Pilpa se colocó un grupo de las fuerzas en el lado izquierdo bajo las ordenes del capitan Marcos Zapata y otro grupo a la derecha al mando del Capitán Andrés Pachas.

La batalla se inicia a las 8:00 a.m. y a las 5:00 p.m. se inicia el incendio y a las 12 de la noche se acaba con los últimos focos de resistencia. Consumado el hecho, las tropas de Erice se retiran de la ciudad a las Pampas de Ñoco para descansar hasta el dia siguiente y evitar un contrataque, este evento es aprovechado por la población rural para saquear y destruir las casas comerciales de los extranjeros y los centros de elaboración de vinos y aguardientes. Posteriormente Villavicencia acompañado de algunos italianos huye a Pisco. Los derrotados en vista de los saqueos de sus propiedades solicitan la presencia de las tropas chilenas para proteger sus vidas e intereses. Fue así como llego la primera guarnición Chilena a puerto de Pisco al mando de Waldo Diaz en el barco Amazonas. Pedro Mas y Manuel Erice se repliegan el 28 de Enero de 1882, los chilenos se posesionan nuevamente de Pisco y posteriormente de Humay.

Una segunda expedición se envia a Chincha y Pisco, el dia 28 y 29 de Enero y ocupan Tambo de Mora y Chincha Alta logrando rápidamente controlar la ciudad de Laran, San Jose y San Regis. En Chincha Alta fueron recibidos por los vecinos notables e iniciaron las batidas en las campiñas. Para reforzar la campaña se envia un contingente de 60 hombres al mando de Leoncio Tagle con el objetivo de apaciguar Sunampe que era el foco guerrillero, llegan a Tambo de Mora el 5 de Febrero y el dia 8 se dirigen a Sunampe. La población fue azotada, a raiz de los castigos se logra recuperar los productos y mercaderias sustraidos durante la toma de Chincha Alta. Pacificando temporalmente el valle de Chincha, las tropas chilenas se retiran a Pisco el 7 de Febrero dejando en Tambo de Mora un destacamento e 25 hombres y en Chincha Baja 100 hombres para proteger y defender la vida y los interes de la clase dominante del ataque de las montoneras capitaneados por Jose Emiliano del Castllo y Antolín Bernaola; el primero fue apresado y ejecutado publicamente en la plaza de Ica el 14 de Febrero, este susceso no significó el fin de la resistencia, no amilano a la montonera Sunampina, sino que siguieron operando a lo largo del 82 capitaneados por Andres Pachas Alias Picuy. Este valeroso y heroico SUNAMPINO fue capturado a fines del 82 y fusilado el 25 de Diciembre de 1882 en la plaza principal de Chincha Alta y su cadaver fue colgado en un poste para escarnio de la población Chinchana, pero esto tampoco significó el fin de la resistencia, ya que siguieron operando durante el 83 y 84 hasta que las fuerzas invasoras se retiraron definitivamente

Your email address will not be published. Required fields are marked *